Vía Ferrata en Guadalest (Ponoch)

Presentación

 • Dicen que desde lo alto todo es diferente, que puedes descubrir rincones paradisíacos invisibles desde abajo y que, con el mundo a tus pies, sientes una emoción que sólo se concibe en las alturas. La vía ferrata Ponoch es un sendero vertical que no llega a ser una vía de escalada pero se le aproxima, la diferencia es que se encuentra equipada con escalones y con un cable de seguridad. Las primeras vías ferrata se instalaron en las Dolomitas durante la Guerra Mundial para las huídas y el abastecimiento. Años más tarde, ya convertido en deporte, se equipan con otros elementos como puentes y tirolinas para hacer más divertida la progresión.

Descripción


• Se puede decir que la vía ferrata es el paso intermedio entre el senderismo y la escalada, pero es necesario llevar material de seguridad y seguir unas recomendaciones básicas como son llevar siempre casco, arnés de escalada y cabo disipador de ferratas, además de ropa y calzado adecuado a la montaña, comida y agua. Y si el descenso es por medio de rápeles, es necesario conocer las técnicas correctas o ir con profesionales. Las doce vías ferrara de la Comunidad Valenciana permiten llegar a lugares antes esclusivos sólo para un puñado de afortunados montañeros y escaladores. Un último consejo, no hay que utilizar la vía ferrata en caso de tormenta ya que actúan como pararrayos.

• Si no tienes experiencia con las vías ferrata en Alicante, y te gustaría probar la vía ferrata Ponoch pero no te atreves, o no tienes el material necesario, no dudes en ponerte en contacto con Destino Guadalest. Tienen todo el material necesario, serán tus guías y te enseñarán todo lo que necesitas saber.

Vía Ferrata Ponoch en Polop de la Marina.

• Longitud: 300 metros
• Dificultad: Alta
• Tiempo de aproximación: 25 minutos
• Tiempo para la vía ferrata Ponoch: una hora y media.

• La Vía Ferrata Ponoch es la más atlética de las vías ferrata en Alicante y una de las más impresionantes de la Comunidad Valencianay de España. Surca la cara este del monte Ponoch, con pasos verticales y desplomados. El acceso es por un sendero empinado hasta la misma base de la pared donde la vía ferrata Ponoch se hace visible. Para el descenso hay que hacer dos rápeles de 25 y 35 metros. LaVía Ferrata Ponoch es una de las vías ferratas más recomendables y con las vistas más espectaculares de la costa alicantina.