Casa Orduña (Guadalest) - Salas Nobles

Salas nobles
• Al entrar en las salas nobles, observamos una escalera con una pila benditera que se encuentra a mano derecha. Nos indica que desde allí se accedía a la tribuna (hoy en día, balconcillo), que los Orduña podían ocupar en la iglesia parroquial en virtud de un antiguo privilegio otorgado por los arzobispos de Valencia.

• Es característica la disposición de salas y alcobas. Nos muestran como se concebía la vida privada en siglos pasados. Los muebles, lienzos, fotografías y enseres en general son los que siempre estuvieron en estas salas.

• En la primera sala visitada encontramos, juntamente con otros muebles, un conjunto de sillas, butacas y un sofá de época isabelina (c. 1850); una vitrina con pequeños objetos de decoración, dos grabados del s. XIX y dos lienzos que representan "La adoración de los ángeles" y "La huida a Egipto".

• En la segunda sala nos sorprende un espléndido bargueño con incrustaciones de marfil y carey, elementos de marquetería y un pequeño, pero interesante óleo que adorna la puerta; un armero con armas de fuego y un conjunto de butacas de madera tallada.

• En la última sala y alcoba encontramos una espléndida colección de fotografías de gran formato de los miembros de la familia Orduña en el s. XIX; una antigua mesa sobre la que reposa una urna que contiene los restos de un crucifijo por el cual la familia sentía una gran devoción y un pequeño bargueño con incrustaciones de marfil y dibujos antiguos de origen catalán (s. XVII).

• La última habitación a visitar en esta planta es una pequeña pieza que contiene tres mapas murales impresos en París en 1706 y el libro becerro de los Orduña.

• Acabada la visita a la planta noble, subimos a la tercera planta. 

Compartir: